dissabte, 27 de juliol de 2013

Culebras y Vallibierna por Llauset

Después de un intento fallido a principios de junio para subir al pico culebras y al Vallibierna, y aprovechando la participación de Álvaro Martínez  en el trail del Aneto, así como la colaboración de Amparo Navarro en la organización de la prueba, subimos el último fin de semana de julio a pirineos para hacer un nuevo intento.
A la actividad propuesta por Paco Mondaray y Javier G. Vercher nos unimos Víctor y Marta (que se encontraban de vacaciones por el valle de Benasque), Maribel (simpatizante de la Sección), Luis y Aixa (con previsión de incorporarse más tarde al grupo) y el que suscribe.
Considerando las fechas en que nos encontramos (en que el acceso al valle de Vallibierna se encuentra cortado) y el desnivel existente, se propone la ascensión desde el embalse de Llauset al que se accede mediante pista por el pueblo de Aneto.
Salieron Maribel, Javier y Paco con la flamante furgona que se ha comprado éste (y que esperemos amortice para su disfrute y el de los que tengamos el placer de acompañarlo), el viernes a mediodía para recogerme en mi regreso de cinco…. días de vacaciones en Canfranc.
Los cuatro juntos nos dirigimos a Vilaller donde habíamos quedado con Víctor y Marta. Una vez allí y tras la cervecita de rigor esperando a que abriesen la cocina del local elegido para cenar, nos pegamos (algunos), una estupenda cena con la que afrontar con ciertas garantías, la actividad del día siguiente.
Tras ello, nos dirigimos todos juntos al aparcamiento del embalse de Llauset para hacer noche, con el objetivo (que cumplimos), de levantarnos a las 6 para salir a las 7.
Preparados para dormir
Tras una agradable noche bajo el incomparable cielo estrellado sobre el embalse de Llauset, nos pusimos en marcha y Paco tuvo, con buen criterio, la determinación de prepararnos un café calentito.
Todavía no acertamos a adivinar cómo no vimos el coche de Luis y Aixa que habiendo llegado más tarde, fuimos incapaces de reconocer entre todos los demás.
Grupo en el comienzo.
Así que nos pusimos en marcha saliendo del aparcamiento y atravesando el túnel para coger la margen derecha del embalse (2.200).
Junto al embalse de Llauset
Seguimos el GR-11 hasta el momento en que se separa del valle de Llauset para ascender al estany de Botornás, continuando en dirección al collado de Llauset.
Reanudando la marcha
Continuamos siguiendo el evidente sendero sin perder de vista el collado de Llauset, hasta la última pendiente antes del collado en que Victor y Marta deciden detenerse para retroceder. 
Grupo en un descanso
No obstante hay que felicitar sobre todo a Marta, por el pequeño detalle de haber hecho un desnivel de casi 600 m estando embarazada de 4 meses.

Atravesamos un par de neveros, antes de llegar al collado, para asegurarnos que, una vez más, no porteamos el piolet para nada…

Por fin sobre las 10 de la mañana alcanzamos el collado de Llauset (2865m), con una ligera niebla que impide disfrutar de la vista sobre el valle de Vallibierna. 
Tras una ligera duda sobre el lugar por el que ascender, pasamos a la otra vertiente del collado, descendiendo sensiblemente para a continuación seguir horizontalmente y alcanzar el sendero que sube desde Vallibierna para subir siguiendo los abundantes hitos y en sucesivos zig-zags por la cara oeste del pico Culebras.

Tras una pequeña trepada alcanzamos en medio de la niebla, la Tuca de Culebras (3.051 m).
En la cima del Culebras

Y por fin nos metemos en el famoso baile del caballo…., quiero decir, el paso del caballo. No equipamos de arnés y cruza en primer lugar Paco asegurado con una cuerda de randonnée de 30 m, colocando una exprés en un clavo intermedio y anclando el extremo en un puente de roca al final del paso. Posteriormente tensamos la cuerda al principio del paso sobre una clavija existente para crear una línea de vida.
Paco instalando una cuerda fija en el paso del caballo

Después pasa Javier uniéndose a la cuerda con un cabo de anclaje, y olvidando obsequiarnos con el famoso bailecito...
Javier en el paso del caballo

A continuación pasa Maribel desenvolviéndose con soltura en el paso a pesar de ser su primer contacto con una cresta del ambiente de ésta y desmonto asegurado por Paco la instalación.
Tras cruzar el paso del caballo

Tras una pequeña trepada llegamos a la Tuca de Vallibierna (3.056m) sobre las 12:30 h (nos hemos tomado nuestro tiempo para cruzar el paso con seguridad), donde aprovechamos para tomar un tentempié. 
En la cima de la Tuca de Vallibierna

Afortunadamente, de repente comienza a despejar y nos sorprendemos con una maravillosa vista de la cara sur del Aneto, pudiendo distinguir claramente los picos Rusell, Margalida y Tempestades.
Cara sur del Aneto

Después del almuercito, continuamos la cresta para descender por la cara este del pico Vallibierna en dirección a los Estanys de Coma de Arnau.
Cresta de Vallibierna

Tras alcanzar éstos, continuamos el sendero hasta alcanzar de nuevo el GR 11.
Estanys de Coma de Arnau

El sendero nos dirige, pasando por el estany de Botornás y la cabaña del mismo nombre, de nuevo al embalse de Llauset.
Cabaña de Botornás

Finalmente concluimos la actividad llegando sobre las 17 h de nuevo a la furgona, contentos de haber realizado una actividad redonda…
De regreso en el embalse de Llauset

Como recompensa, nos hacemos un homenaje cenando todos en Benasque.

Finalmente conseguimos localizar a Álvaro que acababa llegar a meta poco después de las 11 de la noche tras maratón y media (sin signos de cansando y con ganas de hacer otra media….), y al que felicitó el presidente de la Sección en nombre de todos por el éxito conseguido al finalizar la prueba.
Javier y Álvaro en línea de meta en Benasque

Como diría Hannibal Smith del Equipo A “me ENCANTA que los planes salgan bien”.

Luju 




divendres, 26 de juliol de 2013

Actividad fin de semana 27 de julio y siguientes

Mañana sábado 27 de julio, se ha quedado a las 9:00 h. en el Palacio de Congresos, para ir a escalar (otra vez, si , que hay rio y nos podemos bañar)) a Gestalgar.
Salut i Muntanya