diumenge, 4 de novembre de 2012

El Infierno puede esperar...

El pasado puente del 1 de noviembre decidimos probar suerte con los picos de Infierno y Gran Facha desde el Refugio de Bachimaña. Una buena oportunidad para conocer el refugio inaugurado el pasado mes de julio. Aunque el tiempo no pintaba demasiado bien, se observaba una pequeña mejora para el viernes 2 de noviembre, así que nos pusimos en marcha Paco, Joan y el que suscribe. Saliendo el jueves por la mañana y parando a hacer el bocata de rigor un poquito antes de comer, llegamos al balneario de Panticosa. Dejamos el coche frente al Refugio de Casa de Piedra (1639m), y nos pusimos en marcha con una ligera llovizna.
Joan y Paco subiendo al Refugio
Justo antes de anochecer y en medio del inicio de una inquietante nevada combinada con niebla llegamos al Refugio de Bachimaña (2200m), acompañados de dos montañeros de Burgos que tuvieron a bien acompañarnos en la actividad del día siguiente.
Joan y Paco llegando al Ibon Bajo de Bachimaña
 Ya alojados en las impresionantes instalaciones del Refugio guardado por Segis (encantados por cierto con el trato, mano en la cocina y explicaciones sobre los registros diarios para AEMET), disfrutamos de una buena cena acompañados de Miguel y Jesús (los montañeros de Burgos).
Joan y Paco en el refugio
Salimos poco después de las 7:30 intuyendo el sendero del GR 11 bajo un manto de unos 15 cm que cayó durante la noche.
Joan y Jesús al fondo el refugio de Bachimaña

Ibon Alto de Bachimaña
Después de un par de resbalones por una capa de hielo bajo la nieve alcanzamos el final del Ibón Alto de Bachimaña y nos dirigimos al collado del Infierno (2722m).
Al fondo collado de Infierno
La visibilidad de los picos del Infierno no era muy buena, no obstante llegamos al collado con vistas al ibon de Tebarrai que, a ratos, desaparecía.
En el collado con el Ibon de Tebarrai al fondo
Decidimos por tanto que no era el día adecuado para realizar la ascensión en medio de la niebla y que los Infiernos pueden esperar…..
Paco M. en el collado
Ante la perspectiva meteorológica del siguiente día (lluvias a partir de medio día), decidimos regresar a Valencia el sábado.
De regreso en la cerrada del Ibón Bajo de Bachimaña
De todos modos ya tenemos el gusanillo de la nieve metido en el cuerpo para volver de nuevo. No tardaremos ;-)
Luju